El fracaso

/El fracaso
El fracaso2020-01-13T23:37:56+00:00

Las Molucas un sueño convertido en pesadilla, finalmente perdido. El fracaso de Garcia Jofre de Loaysa y muerte del Elcano.

Los interminables problemas con Portugal por el tema de “la espiecería”, provocan que el rey tenga que ceder a los portugueses las codiciadas islas Molucas , imprescindibles en la carrera de las especias . Con el tratado de cesión en Zaragoza, los españoles volvieron a fruncir el ceño. Muchas habían sido las  expediciones costeadas por particulares, ahora arruinados, muchas las vidas perdidas, muchas ilusiones frustradas y, sobre todo, la espeluznante represión contra los naturales de aquellos remotos lugares, quienes, salvo excepciones, se habían doblegado a los españoles, pasando de señores a esclavos, de reyes y hospitalarios caciques a muertos, de amables guías a esclavos en venta, de imprescindibles “lenguas” o intérpretes a siervos o mancebas. Una represión tal que, de inmediato, alertó en Europa feroces críticas contra España por parte de protestantes y calvinistas algunos teólogos (J. Mair) y Pedro Mártir de Anglería.(“Crónicas”) (leyenda negra). Críticas que hubieron de ser morigeradas con un interminable rosario de leyes de cuño real, preconizando el buen trato al indígena, la prohibición de esclavizarlos o quitarles sus riquezas y tierras, recordando que “igualmente que los españoles eran ellos vasallos del rey”” Que todos traten muy bien y amorosamente a los indios “ (Isabel la Católica a Colón). Sobre las interminables Leyes de Indias ver un interesante resumen en Hector Grenni, “Las Leyes de Indias”: Un intento por considerar a los indígenas como personas con derechos” cf. También la tesis de la doctora Ana Brisa Oropeza Chávez “Regulación y práctica de la extranjería en el derecho indiano: De Las Partidas a la Recopilación de 1860” en donde , además de reseñar el incumplimiento de las capitulaciones dadas a los conquistadores por parte de los reyes, se incide en un continuo esfuerzo de recopilación de distintas leyes indianas , que , a su vez eran derogadas por otras “Nuevas Leyes” en un interminable proceso que las hacía muy difíciles de cumplir. Un magnífico trabajo elaborado con mucha claridad ya desde “Las capitulaciones de Santa Fé” (Pág. 12) y la definición de “capitulaciones”: “Fueron contratos con un fondo obligacional, y unas conexiones causales articuladas propias y procedentes de la técnica jurídica civil, modulada por el criterio esencial de servicio regio que supone la introducción en tal técnica de la potestad suprema de la Corona” (pág. 13, nota 19)
Otro muy interesante trabajo de István Szaszdi León- Borja , “El inicio de la lucha por los derechos de los indígenas del nuevo mundo: Una reinterpretación política

Una redacción de estas leyes muy influenciada por los pleitos entre la Corona y los herederos de Colón por el gobierno de las islas Sobre las Leyes Nuevas de 1542 cf el interesante artículo de Gabriel Bernat “Las Leyes Nuevas” (1542) en quien en su pág 1 dice: “El Emperador , constituyó una Junta, cuya misión era suprimir el problema de las encomiendas, suprimir la esclavitud indígena, la forma de realizar los descubrimientos, es decir, suprimir las barbaridades de la llamada Guerra de Conquista Asuntos todos presentados por Bartolomé de Las Casas al emperador. “Así fue como las llamadas 40 Leyes, determinaron un Consejo de Indias, la fundación de Audiencias, la prohibición de la esclavitud de los indios, moderación en los repartimientos , y prohibición de nuevas encomiendas” “También se establecieron las condiciones del asentamiento de colonos en nuevas tierras, y los tributos y servicios que los indios debían pagar como súbditos del Rey”(pág.2) A continuación el autor entra en una descripción más detallada de todas estas leyes, así como de los textos originales de estas leyes (3-5) Añadiremos la excelente documentación de la página “500 años de México en documentos”, Siglo XVI 1540-1549, en donde a parecen las cédulas completas originales siguientes: “Real cédula a la Audiencia de la Nueva Granada, ordenando sean hechos pueblos de indios, con autoridades municipales elegidas entre el vecindario” , “Real cédula para que se haga justicia sobre los agravios que los encomenderos hacen a los indios, tomándoles sus tierras”, “Real cédula a la Audiencia de los Confines, para que impida a los encomenderos tomen a los indios sus tierras y prados “ “Real cédula prohibiendo a los Oidores de las Audiencias tener granjerías y contratar en armadas y descubrimientos” Todas dadas en Valladolid a 9 de Octubre de 1549.

Y para un estudio exhaustivo y bien documentado sobre los muchos atropellos a los indígenas americanos y algunas bondades de los exploradores españoles hacia ellos, cf Benedicto Cuervo Álvarez, “La conquista y colonización española de América”. Aparte de la excelente narración del artículo, con imágenes y buenos mapas, destacaremos la completísima bibliografía y sobre todo la web grafía de las página 148 ss.

A estas dificultades de cumplimiento de las leyes indianas, se unieron voces teologales defendiendo a los indígenas y culpando al rey, removiendo la conciencia de Carlos V, sobre todo la Escuela de Salamanca, cuyos discípulos actuaban en Indias como virreyes, oidores y acaudalados señores y aquella política retórica y moralizante contra la monarquía, les venía de perlas para afianzar sus privilegios Fueron tanto los sermones, tantísimas las cartas y memoriales, que el rey mismo , fatigado, a punto estuvo de tirar la toalla y renunciar de todas todas a las Indias, “si así lo decidían sus consejeros y jueces” La conciencia real se removía tras el descalabro trágico de la expedición de Loaisa, Portugal amenazando con guerra, los gastos y las pérdidas de naves , y hombres, la mala reputación en Europa, y , sobre todo, el azote sistemático de los confesores y hombres de confianza reales , poniendo , además, en solfa las bulas alejandrinas, lo que estaba mosqueando seriamente al papado, con el añadido de que al grueso de los españoles le importaban poco las controversias de Valladolid y otras diatribas más. Las Indias, por otro lado, habían dejado muchas viudas y huérfanos y muchas deudas, muchísimos pleitos de herederos de exploradores, que arremetían contra la corona por promesas incumplidas, dadas en las capitulaciones reales.

¿Fue cierto que ante este desolador panorama, en el que lo que más se había conseguido era chocolate y tabaco de tertulias, patatas y maíz, clavo, canela, oro y plata, mucha, muchísima sangre perdida y un déficit tremendo en las arcas reales, empujó a Carlos V a pensar renunciar a las Indias?¿fue la “Brevísima” de Bartolomé de Las Casas , tormento y azote de su real conciencia, publicada al tiempo de esta tremenda decisión de un deprimido Carlos V ‘?
¿Acaso a este rey que siempre cumplió su palabra, se le pasaba ya por la cabeza no solo dejar las Indias, sino todo lo demás? Cuando se encontró tan agobiado y criticado por todos hasta por los que creía incondicionales, acude al inteligente Francisco de Vitoria a pedir consejo.

La llamada “duda indiana”. La renuncia de Carlos V a las islas de la “especieria” o islas Molucas en favor de Portugal, mediante el Tratado de Zaragoza de 1529, vino a colmar el vaso de los descontentos.

Las innumerables leyes indianas, ahora llamadas Nuevas Leyes, reflejan la imposibilidad real de su cumplimiento, no solo por la lejanía de legisladores y legislados, sino porque el tema se convirtió en una especie de pugna entre Carlos V y los censores de su gobierno en América, en su mayoría religiosos como Las Casas , Vitoria, de gran influencia sobre el Emperador quienes promueven algunas provisiones reales de no esclavizar indios( cf “Minuta de una Real Provisión de Carlos I sobre la prohibición de la esclavitud de los indios” y, por otro lado, con machacona insistencia (Las Casas) una irremediable contradicción: la de esclavizar negros ( cf. José Luis Cortés López, “Carlos I y el comercio de esclavos”) pág 1-34, donde este autor dice: “Bartolomé de Las Casas vivió de cerca la disminución de población indígena y un abandono en masa de las islas por parte de colonos” “En 1517 regresa a España y expone en Barcelona al Emperador la situación tremenda de despoblación y los remedios que, a su juicio, podrían arbitrarse para su repoblación: “Después de hechos algunos pueblos de españoles, de los que se habían de hacer, pudiese llevar cada uno de los 50 de Castilla, tres esclavos negros para su servicio a la dicha tierra, mitad hombres y mitad mujeres (nota 19, “Memorial de Manzanedo”) “La versión del Archivo de Indias sobre esta entrevista difiere así : “Que V. A . haga merced a los cristianos que agora están en las islas, que puedan tener cada uno dos esclavos negros y dos esclavas negras…” Item , que cualquiera que hiciese un ingenio que puedan llevar y tener veinte negros y negras…” (nota 20 Mendoza. CODOIN.V. VII Cuaderno II). Nos descoloca un poco esta visión de Bartolomé de Las Casas. Muy interesante en este aspecto, el artículo de la investigadora Carolina Cunill quien coloca a Las Casas no desde luego como el “creador del tráfico de esclavos en España” ,(que estaba ya instituida en España desde hacía ya muchos lustros) pero sí ansiando ciertas ambiciones y títulos (“protector de todos los indios e indias dado por el cardenal Cisneros en 1517”) Es decir, en un justo medio muy acertado Cf Caroline Cunill “Fray Bartolomé de Las Casas y el oficio de defensor de indios en América y en la Corte española”.

Sobre la imposibilidad de cumplir las innumerables Leyes indianas se pronuncian voces muy autorizadas: La doctora Claudia López Lomelí en su estupenda tesis “. La polémica de la justicia en la conquista de América” pág 200 escribe: “La realidad superaba las expectativas de la teoría, un ejemplo de ello es cuando empezaron a aplicarse las ideas de Las Casas en América sobre la suspensión de las encomiendas , las propuestas sobre libertad, igualdad, justicia y los derechos de propiedad de los indios, se ven frustrados ante el asesinato de curas y misioneros que intentaron permanecer pacíficamente en las Indias. Los indios no estaban dispuestos a dejar sus tierras, y los españoles no esperaron a que ellos los masacraran, para lo cual hubo que imponerse bélicamente” “Muchas leyes justísimas en sí mismas, promulgadas por el impulso del ideal más que vitoriano, cristiano, o no han podido llevarse a la práctica, o ha sido contraproducente el hacerlo por intereses ajenos o por desajuste temporal. “Tal es el caso de las Nuevas Leyes de Indias”… Cf nota 31) “Lo que confirma la autonomía de las colonias. Desde los inicios, se notificaba desde las Indias que, a pesar de las múltiples leyes y cédulas elaboradas para remediar los conflictos entre indios y españoles, las autoridades actuaban sin tenerlas en cuenta para nada. De igual forma curas y predicadores olvidaban sus principios cuando llegaban a América y se corrompían ante la ausencia de una autoridad legal o religiosa”.

En relación a este descontrol, provocado sobre todo por la distancia, reseñaremos el estupendo blog “Vencer la distancia” “Actores y prácticas del gobierno de los imperios español y portugués” y en concreto dos artículos: Uno de D. Guillaume Gaudin y Dña. Pilar Ponce Leiva “ Introduction au dossier: El factor distancia en la flexibilidad y el incumplimiento de la normativa en la América Ibérica” en “Les Cahiers de Framespa(en línea) 30 enero 2019, consultada 29 sept.2019 (14 Páginas) que en su pág 2 escriben: “Mire su majestad y los de su Consejo de quién se fía, y fíese de quién deba y vea que tiene calidades para venir a Indias y deje a su arbitrio que haga y deshaga leyes, sino presto acabará las Indias de Nueva España y Perú , como se han acabado las demás” (Carta de Andrés Tapia al licenciado Chávez, relator del Consejo de Indias , México 11 de Marzo 1550.

“No puede dejar de haber vicios y pecados donde y mientras hubiere hombres: y principalmente en Provincias tan remotas y apartadas de sus Reyes: en las cuales(…) los mandatos de los príncipes suelen ser vanos y llegan flojos, y se descubre ancho campo a los que habitan y gobiernan para juzgar y tener por lícito todo lo que les pide o persuade su antojo: porque la temeridad humana, menosprecia fácilmente lo que está muy distante” (Juán de Solórzano Pereyra, citando a Tácito “Política Indiana” 1643.

Y Dña Margarita Gómez Gómez “Escribir la norma: Problemas de recepción, acatamiento y publicación de los documentos reales en las Indias durante el Antiguo Régimen” Les Cahiers de Framespa (en línea) 30 de Enero 2019 en línea, consultado 30 de Sept 2019 (32 págs) quien en su pág 14 escribe: Bartolomé de Las Casas en la Junta de Obispos y letrados creada en Valladolid en 1542 para tratar la reforma del gobierno de Indias ,presenta un interesante texto titulado “Remedios de los problemas del gobierno de Indias” (pág. 14) en Fray Bartolomé de las Casas “Tratados de 1552 impresos por las Casas en Sevilla, Hernández y Galmés Alianza 1992 (cf nota 48).

Y Fernando Domínguez Reboiras y Albert- Ludwigs “Y hasta agora no es poderoso el rey”. Sobre monarquía y élites de poder en los orígenes de la Brevíssima”  Sobre Las Leyesw Nuevas de 1542 ver págs..3-5 En la pág 4 dicen : “Es evidente que las provisiones reales en los primeros años fueron dispersas, embarulladas, insuficientes e ineficaces. “se echaba de menos una legislación de Indias general y sistematizada: Las Casas en 1542, acusa a la legislación indianade casuista y asistemática” y dice el dominico :”Hace tanto daño de ir de acá dde España, el remedio de aquellas gentes por coladero y a remiendos…”