Exploradores europeos y América

/Exploradores europeos y América
Exploradores europeos y América2019-10-18T16:22:23+00:00

Un encuentro impactante y mal asumido: exploradores europeos ante los nuevos espacios y culturas americanas

El impacto producido por el encuentro europeo con las nuevas especies y los nuevos espacios americanos en el siglo XVI, “complejiza ese universo de percepciones de superioridad occidental,  frente a mundos que se consideran  más exóticos, pero menos civilizados” cf.  Olaya Sanfuentes Echevarría “Europa y su percepción del Nuevo Mundo a través de las especies comestibles y los espacios americanos en el siglo XVI”.

Por otro lado, el estudiante de grado, D. Alberto Ortiz Bes en su artículo “Los indígenas en el proceso colonial: Leyes jurídicas  y la esclavitud” pág. 192, nos dice: “Resulta francamente difícil de entender por un ciudadano del siglo XXI, cómo unos pueblos, unas culturas muy asentadas, cayeron ante los colonizadores  y como, muchos millones de personas cedieron ante el empuje de unos cuantos miles de aventureros que cruzaron los mares en busca de poder,  gloria  y dinero”. ”Con los valores cristianos en el vértice de sus creencias,  los españoles se vieron enfrentados al problema fundamental: “El de la unidad y la diversidad de la raza humana” (Cf. John Elliott “España y su mundo(1500-1700) , pág. 74)”  Todo se complica aún más  con el mestizaje, definido por Antonio Domínguez Ortiz como  “Una orgía sexual, no violenta, porque las mujeres indígenas carecían del pudor al estilo europeo y se sentían atraídas por los recién llegados”( “El Antiguo Régimen. Los Reyes Católicos y los Austrias”, Alianza editorial, 1988, pág.240.) .  “Sin   embargo, continua D. Alberto  Ortiz, el trabajo de aculturación de los colonizadores, se puede calificar de gran éxito. América, un siglo después de ser descubierta, ya es un mundo que no tiene nada que ver con el antiguo”.

“En lo que se refiere a la imposición de la religión católica frente a la idólatra de los indígenas,  la presión española fue  mayor, debida, sobre todo, a la escasa resistencia indígena y a una labor  profunda e inteligentemente adoptada por el misionerismo, totalmente larvada  por la corona  quien los relega a sitios fronterizos.” Manuel Tuñón de Lara en su obra  “Historia de España” , Siglos XVI-XVII, Madrid Cátedra, pág 232 dice: “Los misioneros actuaban como constructores  y arquitectos, maestros de técnicas agropecuarias y artesanas europeas, directores de empresas económicas y administradores de comunidades , y otros mil oficios más”. Pero, sigue diciendo Ortiz Bes, pág.  195: “Las misiones reducían la vida libre de los nómadas  a una vida sedentaria, que les enseñaba a cultivar la tierra… y a ocultar la desnudez de sus cuerpos” Cosa, de la que por otro lado, nunca habían sentido vergüenza.

Resulta sumamente interesante la introducción del profesor  D. Esteban Mira Caballos en su excelente artículo “Mitos y leyendas del conquistador de Nueva España”.

En donde dice: “La historiografía hasta nuestros días, suele entender la expansión de Europa  como la acción de unos conquistadores  que ensancharon la civilización occidental y que impusieron la religión cristiana por todo el orbe. Sobre todo lo hicieron con los indígenas americanos, cuyas creencias paganas eran tildadas de bárbaras por aquellos conquistadores, pues veían idolatría y sacrificios humanos”. Desde luego cabe preguntarse si, por ejemplo, la quema de templarios,  o de cualquier otra persona acusada de hereje por la Santa Inquisición, no eran también sacrificios humanos  en honor de Dios.  Ahorcamientos  de reyes o inquisidores,  tuvieron lugar en numerosas plazas públicas  españolas  por desobediencia real,  ideas políticas  o diferentes criterios (comuneros de Castilla) con juicios sumarísimos sentenciados como “crímenes de lesa majestad”.

Pero como dice el profesor  D. Esteban Caballos, “se trataba de forjar la historia patria en torno a símbolos imaginarios que aglutinaran al colectivo de conquistadores como los elegidos por la providencia para hacer llegar la palabra de Dios a los sitios más remotos” “Pero esta leyenda apologética, mantenida hasta nuestros días, no fue tan heroica.

“Aquello,  simple y llanamente, fue una guerra invasiva, en la que unos eran los invasores (los conquistadores), y otros los invadidos (los conquistados). “En ese sentido, todas las reacciones de los naturales por defenderse,  fuesen o no crueles, son legítimas.”

Además,  no caben excusas, pues como dice el doctor D. Miguel Izard en su artículo “Los indios son allí todavía indios y vagan en la barbarie esperando la hispanidad” Boletín de Americanistas , nº 45, Barcelona, 1995, págs  195 ss, en Dialnet .  “La vileza comparada en frases como  ¿”Qué conquista no es cruel”? o la sacralización  de los aportes  culturales occidentales de la lengua, la religión o la imprenta ¿no las tenían ellos ya (lengua y religión) ¿ y otras (la imprenta), resultaban interesantes a los aborígenes” ¿   (cf. Todorov  “La conquista de América, el problema del otro”)   “Me pregunto si la información sobre canalladas y crueldades perpetradas por los occidentales desde el inicio de la agresión a  América, merece la celebración o conmemoración de un  V centenario , arguyendo que la humanidad es cruel por naturaleza y que todas las conquistas son violentas”  “Una vez más debo evocar que lo esperpéntico de la hecatombe demográfica del siglo XVI, no fueron los millones de nativos desaparecidos por una u otra causa, sino que las mujeres , horrorizadas por lo que estaba ocurriendo, se negaran a parir  y no repusieran los fallecidos.”. “Dichas crueldades y canalladas ya impactaron a los coetáneos europeos y ante el cariz  y el calibre de denuncias europeas, coronas y jerarcas , eclesiásticos y conquistadores, promulgaron leyes , que no pensaban cumplir ,  y mandaron elaborar con falacias , una Leyenda Apologética, legitimadora hasta nuestros días”.

(pág. 190)  “Las canalladas  fueron de tal envergadura que incluso escandalizaban a los testigos de las mismas  así dos frailes,  Bernardino MInaya se opone a las crueldades de Pizarro en Perú Y  Marcos e Niza, sugiere desde 1537, que fueran condenadas las conquistas en América (5, 5 y6, nota 6) pág 191  y  Cristóbal Real, detallando el segundo viaje de Colón, da prueba de que se esclavizó a aborígenes con trabajos forzados en las minas” (6, 417) “  y  Francisco de Vitoria comienza su “Relectio  de Indis” preguntándose sobre el derecho que pueda tener la Corona para ocupar los territorios de Indias  y  que existen dudas sobre aspectos de la justicia o injusticia que reciben los indios  (Cf. F  de Vitoria  Relectio de Indis  edic de I Pereña  y J M  Pérez Prendes  “Corpus Hispanorum de Pace  V,  C. S. I. C . Una noción de posible coincidencia entre invasores e invadidos , nos la muestra el doctor Izard en su artículo “Resistiendo la civilización o desdeñando el progreso” en Anuario del  IEHS, 10, Tandil, 1995.

“La violencia de la conquista, la colonización  y la implantación del liberalismo, contrasta con la impresionante resistencia y /o el rechazo de los aborígenes. “ “La Historia oficial presenta estos temas , valida su poder con la implantación de una sociedad capitalista, presentada como natural, irremediable, beneficiosa  y progresista, sin ninguna resistencia de nativos  o afroamericanos de las nuevas repúblicas , y rechazo, de naciones sin estado o sociedades cimarronas . “ “Pero rescatar el rol jugado por quienes se opusieron  o desdeñaron la consolidación de la opción excedentaria, no solo ayudaría a comprender el pasado, sino que , además, facilitaría una primera aproximación al conocimiento de gentes , sociedades o naciones con proyectos alternativos” (pág. 245)   “Tampoco vale marear la perdiz al introducir  elementos contradictorios  en el relato, pues se acaba no entendiendo nada en absoluto y se pierde la capacidad de discernir” “La rapidez con la que se conquistaron el ámbito azteca y el Tawantisuyu, estados excedentarios y tributarios, contrasta con la resistencia presentada por naciones autosuficientes , lo que implicó un sinfín de contrariedades y supuso que, Occidente, a finales del siglo XVIII, controlara casi el mismo territorio  que había sojuzgado en las primeras décadas de la agresión , y así la Corona exasperada por tal fiasco. decidió delegar la conquista en los misioneros  que cosecharon idéntico  fracaso que los militares” Asunto no digerido por la mayoría de los eruditos españoles  quienes arguyen que las críticas a la colonización serían consecuencia de  “una actitud sociológica, fuertemente arraigada, de pura negatividad hacia lo español” (La leyenda Negra) (pág 248, nota 11 ) Por último queremos citar aquí un hecho tratado por pocos autores, pero creemos que de vital importancia para reconocer  los lazos de sangre que nos unen a la América Latina: el mestizaje. En el apartado 2.8 de su artículo “Caballos, canes, conquistadores y cruzados”, (Anuario del IEHS, VII, Tandil, 1982). El profesor Izard dice: “Si la hecatombe fue el resultado más conocido y denunciado de la violencia material, el enmascaramiento del mestizaje fue el mayor despropósito…millones de mujeres aborígenes  sufrieron el doble :  por un lado el atropello de la conquista, y , por otro, la violencia sexual” “Violadas con total desprecio y con los mínimos derechos como personas… “Ya hace años , la profesora  Laurette  Sejourné, se admiraba por esta cuestión: “ el suicidio de vírgenes violadas, dice, así como el asesinato por los españoles de las recalcitrantes, en esos países en los que la virginidad carecía de valor social, demuestra el respeto por la libre decisión individual, de la que los indígenas sabían, ellos sí, dar prueba”. (cf   América Latina y antiguas culturas precolombinas)

También Capucine Boidin “Mestizaje y género en las Américas: algunas reflexiones centradas en la sexualidad” quien nos ofrece una interesante bibliografía, ligada, en algunos casos al feminismo en su nota 7 ; Khathryn Burns en  “ Hábitos coloniales”  “Los conventos coloniales y la economía espiritual del Cuzco”,  en su primer capítulo habla de   “El género y la política del mestizaje” , referido a la colonización española del Estado incaico del Tahuantinsuyo, es  decir Perú, viene a resumir como ”Las mestizas eran enviadas a los conventos , como el de Sta Clara para ser “aculturadas “ y “evangelizadas”, domeñadas , en fin para luego poder casarse con españoles. Convertidos así monjas y conventos en vehículos de una “suave conquista” en paralelo a las terribles luchas de otras conquistas.  “ La preocupación  y ansiedad del cronista Guamán Poma(1615) sobre “las indias cristianas que “entran a los conventos de monjas” y lo abrupto de su texto, revela la gran ansiedad que le causaban  la evangelización  y la aculturación que tenía lugar dentro de los claustro de Cuzco” (cf. “Hábitos coloniales…, pág. 27)  Terror de los naturales americanos a la aculturación colonial española  impuesta a sangre , muerte y fuego como explica el doctor Christophe Giudicelli en “El mestizaje en movimiento: Guerra y creación identitaria en la guerra de los Tepehuanes (1616-1619)”, capítulo V de la gran obra de conjunto coordinada por Guillaume  Boccara: «Colonización, resistencia y mestizaje en las Américas (siglos XVI-XX)» en donde en la pág.118, dice: “Frente a una voluntad tan radical de romper con los españoles  y con el Cristianismo de superficie que hacía las veces de sostén ideológico de su orden político-social, se ha saltado muchas veces a la conclusión de que, a través de esta sublevación, los tepehuanes pretendían ponerse a salvo del peligro de la aculturación , es decir , en este sentido, de pérdida inexorable de su orden socio-cultural tradicional, al que los exponía el contacto colonial” ”Esta guerra de los indios  a finales de 1616, así como su trasfondo ideológico, no podría interpretarse sino como una reacción de defensa de una cultura que venía siendo amenazada de muerte” (pág 118).

Cabe preguntarse ¿entonces el mestizaje fue solo un atropello sexual debido a la abstinencia de sexo durante la travesía,  o tuvo otras connotaciones más importantes como podría ser “una aproximación al poblamiento temprano para desestabilizar los elementos esenciales del indigenismo”?  “Esto es,  valiéndose de la contextualización histórica y del mestizaje, perturbar  las debilidades  y los puntos fuertes de las distintas culturas indígenas” (Danm 1993: 19 ) .  (Proyecto en estudio del doctor  Antonio González Martin u.c.m 2018 a quien tanto agradecimiento debemos por su colaboración y ayuda en el tema del mestizaje y gracias a sus excelentes trabajos de investigación como: “Historia biológica de Yanga ¿Primer palenque libre de América?” (colaboración con las investigadoras Amaya Gorostiza y Anna Solé-Llussá), en donde se dice: “La principal contribución al mestizaje, la realizaron los nativos americanos y los europeos, y , en menor medida los africanos “ “Pero sobre esta aportación genética tripartita, se está proponiendo una cuarta aportación genética y cultural llevada a cabo por los asiáticos no amerindios, que habrían llegado al Nuevo Continente a través de la ruta de la Nao de Manila (siglo XIX) “A esta propuesta se la conoce como modelo tetrahíbrido de mestizaje (pág 3 , nota 4) en Naveg@mérica Asociación española de Americanistas 2015, nº 15.  El estudio en Yanga en la campaña de exploraciones de 1608    (cf.pág 10, nota 31), nos confirma que el mestizaje, no era un asunto meramente de necesidad o complacencia sexual, sino algo políticamente más sofisticado y controlado con medidas efectivas como las descritas en este fenomenal estudio (pág 11, nota 31), que, por su interés describimos aquí de forma resumida. Fue en “La misión del Virrey Luis de Velasco enviada a Yanga en relación al pueblo de los negros. Allí el caudillo de Yanga, por viejo, no salió a pelear y fue sustituido por el negro Francisco de la Matiza y este recogió a las indias y negras cautivas y las encerró en una iglesia” Cf, Pasquel  L “campaña contra Yanga” nota 31)…  “Relevante hecho que demuestra que la efectividad de esta medida está relacionada con la extinción de la dinastía Yanga en 1640 cuando Gaspar Ñanga, directo descendiente de líder cimarrón, fue acusado de “amparar negros huidos contra lo capitulado por su majestad”(pág 11) “En el palenque se estaba produciendo una disminución de la presencia africana, lo que en términos biológicos se conoce como •dilución genética;” Además de esta información privilegiada, este artículo esboza otros elementos interesantes para la investigación “del hostigamiento africano, y en especial cimarrón, como  son la dinámica demográfica y los cruzamientos preferenciales”(pág. 12) con claros y concluyentes porcentajes sobre la disminución africana (notas 34-35)  Para  México, págs. 14-19, hay excelentes tablas de porcentajes (tabla 1 pág 16) e histograma de” los tres grupos ancestrales que contribuyeron a la creación de las once poblaciones mestizas actuales en México”(pág 15).

El profesor Huascar Rodríguez García en su artículo “Mestizaje y conflictos sociales. El caso de la construcción social boliviana”.

Terminaremos este apartado con el impresionante testimonio de Michel de Cuneo, uno de los acompañantes de Colón en sus viajes,  quien escribió: “Mientras estaba en la barca, hice cautiva a una hermosísima mujer caribe, que el susodicho Almirante me regaló, y después que la hube llevado a mi camarote, y estando ella desnuda, según es su costumbre, sentí deseos de holgar con ella. Quise cumplir mi deseo, pero ella no lo consintió, y me dio tal trato con sus uñas, que hubiera preferido no haber empezado nunca. “Pero al ver esto (y para contárselo todo hasta el final), tomé una cuerda  y le di  de azotes,  después de los cuales echó grandes gritos, tales que no hubieran podido creer tus oídos”. “Finalmente llegamos a estar tan de acuerdo, que puedo decirte que parecía haber sido criada en una escuela de rameras” (cf. Mestizaje en América).