Madurez de Carlos V

/Madurez de Carlos V
Madurez de Carlos V2020-01-13T08:04:57+00:00

Madurez de Carlos V: Tiziano en el cénit de su pintura.

Mercurino Arborio Gattinara.

Charles V, Holy Roman Emperor.

Las entradas triunfales de Carlos V traemos aquí el artículo  imprescindible para la descripción del boato con el que se recibía a Carlos V en las distintas ciudades en las que hacía su entrada triunfal asentando su poder en ellas: José Miguel Morales Folguera, “Las entradas triunfales de Carlos V en Italia”.

Santiago Arroyo Esteban  y Elena  Vázquez  Dueñas   “Imagen de regia majestad” en  “Pecia Complutense” 2011, año 8, Nº 15 pags. 27-59.

El emperador Carlos V con un perro
1533. Óleo sobre lienzo, 194 x 112,7 cm. Sala 027
El trienio 1530-1533 fue decisivo en la configuración de la imagen de Carlos V. La imagen que a la postre tuvo mayores consecuencias fue la de Jacob Seisenegger, quien entre 1530 y 1532 retrató cinco veces a Carlos V de cuerpo entero, haciendo partícipe al emperador de una tipología hasta entonces inédita en la representación de su persona, pero que contaba con abundantes precedentes en el mundo germánico (Cranach, Strigel, Amberger) y en menor medida en el italiano (Carpaccio, Moretto).

Magistral la referencia a este cuadro de “Carlos V con su perro” por parte del doctor Matteo Mancini en UT Pictura Poesis- Tiziano y su recepción en España (pags. 210-245), quien no solo se refiere a la perfección ya tan conocida de  Tiziano en sus obras, sino de como fue copiado con disimulo y sin él a lo largo de todo el Renacimiento. No se comprendería el verdadero valor del magisterio del pintor sin leer las excelentes páginas de esta tesis.

La Guerra de las comunidades: Carlos V  un joven  inexperto  y mal aconsejado  Primeros años en España.

Theatrum: VENCIDO Y PRISIONERO, el gesto reflexivo de un comunero abatido.

Añorando siempre su señorial vida en su tierra natal Gante y en su rica Flandes,  educado en opulentos palacios bajo la atenta mirada de su tía Margarita en la refinada corte de Malinas, soñando con ser coronado emperador,  gracias a su abuelo paterno el gran Maximiliano de Austria, sus primeros contactos con su recién heredado reino español, no fueron del todo agradables. Arropado por sus fieles consejeros borgoñones, aconsejado por el imprescindible Gattinara, hablando aquella lengua flamenca  un tanto endiablada,  el recelo entre rey   Carlos V y sus  súbditos fue inmediato. Inmediatos también los problemas con las comunidades castellanas  y con  las expediciones a Indias Un revuelo de problemas  para un muchacho de  diecisiete años, para quien hasta aquel momento sus únicas preocupaciones habían sido recibir las clases del gran Erasmo de Rotterdam, acompañar a su abuelo en las grandes y divertidas jornadas de caza y mariposear con cuantas jóvenes nobles y bellas damas de aquella corte feliz,   se le ponían a tiro. La sangrienta Guerra de Comunidades que se concluyó con el ajusticiamiento de los cabecillas  castellanos Padilla, Bravo y Maldonado por orden real , quedó para siempre grabada en el corazón de un joven despreocupado que no entendía bien  como había podido ocurrir tan sangriento asunto nada más poner pie en España.

Carlos  V  “Caesar Belli”  Las  grandes batallas.

Carlos V en la Batalla de Mühlberg
1548. Óleo sobre lienzo, 335 x 283 cm. Sala 027
El retrato conmemora la victoria de Carlos V sobre la Liga de Smalkalda en Mühlberg el 24 de abril de 1547. Carlos va pertrechado al modo de la caballería ligera, con media pica y pistola de rueda.

Alocución del marqués del Vasto a sus soldados
1540 – 1541. Óleo sobre lienzo, 223 x 165 cm. Sala 024
Alfonso de Ávalos, primer Marqués del Vasto, nació en Ischia el 25 de mayo de 1502 en el seno de una noble familia napolitana de origen castellano.

El emperador Carlos V
1605. Óleo sobre lienzo, 183 x 110 cm. No expuesto
Un incendio ocurrido en el palacio del Pardo el 13 de marzo de 1604 hizo desaparecer la galería de retratos existente, obra de los mejores artistas de la época: Tiziano, Antonio Moro, Alonso Sánchez Coello y Sofonisba Anguisciola.

El arte del poder.

El Arte del Poder. La Real Armería y el Retrato de Corte.

Carlos v: iconografía para una paz imperfecta.

La representación artística de la campaña de Carlos V en Túnez (1535): estado de la cuestión.

Retrato ecuestre de Carlos V.

Rubens, Titien et le portrait héroïque à l’image des Habsbourg.

Esta tesis nos recuerda que entender un cuadro supone primero conocer la historia en la que se sitúa y enmarca dicho cuadro.

La pintura de terna bélico en la teoría del arte del siglo XVII.

En relación con las campañas africanas de Carlos V cf  D José Cervera Pery  “Las campañas africanas”.